La importancia de adoptar una postura correcta

La postura refleja la condición física y mental del individuo. El hombre enfermo, el que ha perdido el estímulo por la vida o la confianza en sí mismo, corrientemente lo refleja en la forma como se conduce y se presenta a los demás. Por lo general, una columna vertebral recta significa juventud, optimismo, valor, buena salud y buen humor. ¿Ha visto usted alguna vez salir a alguien después de haber reprobado un examen con la moral hecha pedazos? Su columna vertebral rara vez está erguida. No estoy hablando, naturalmente, de aquellos individuos que la tienen dañada por un accidente, ni de otros que tienen algún problema de nacimiento. La primera condición que se requiere para una postura correcta es una columna vertebral derecha. La cabeza, los hombros y el abdomen se colocan automáticamente en su sitio si la espalda está recta.

A propósito de la postura correcta, me gustaría decirles algo sobre la costumbre antinatural de muchas mujeres de hundir el vientre. Es una posición antihigiénica y violenta que consiste en forzar hacia adentro el abdomen, mientras los glúteos se mantienen tensos y rígidos. Esto ocasiona tensión muscular y nerviosa, sin contar que además impide que la columna se mantenga recta. El propósito, a mi entender, es dar la impresión de que se tiene menos vientre. No sé si la que lo hace logra engañar a alguien, como no sea a sí misma... ¿Quién puede conservar contraídos y rígidos los músculos de sus manos, sus pies, de otra parte de su cuerpo sin que ello produzca una reacción muscular y nerviosa?

La contracción debería irse alternando con la relajación, pero mantenerse todo el tiempo en una postura que requiere una incesante contracción muscular no me cabe en la cabeza. Lo único que necesita para adoptar una buena postura es mantener derecha la espalda y los hombros, con la cabeza erguida y moverse de forma natural. Las posturas de Yoga contribuyen a conseguir ese objetivo.

Mataji Indra Devi