La Exhalaración

1. Exhale lenta, relajada y tranquilamente. Déjese llevar conscientemente por sus pulmones... expulsando hasta los últimos restos de aire.

2. La exhalación debe ser lenta y silenciosa... intente ayudarse un poco de los músculos abdominales con una leve contracción para expulsar el mayor volumen de aire viciado de los pulmones.

3. Piense que cuanto más profundamente exhale más cantidad de aire puro podrá introducirse en los pulmones.

4. Claves: lenta, profunda, relajada, silenciosa.