Postura de las piernas levantadas o Uddhita Padasana

Esta es una de las posturas básicas con las que usted normalmente puede iniciar su práctica, después de haber realizado algunos movimientos previos para calentar el cuerpo: ejercicios de cuello, hombros, cintura y algunas mecedoras. Uddhita Padasana, debido a su sencillez, es una postura accesible a casi todos.

Sus beneficios:

Fortalece los músculos abdominales.
Reduce el tejido adiposo.
Mejora las várices porque favorece el retorno venoso.
Si los talones se proyectan hacia el techo, trabajan los músculos posteriores de las piernas.

Algunas recomendaciones:

No conviene realizar la postura final si tiene problemas cardíacos o sufre de trastornos femeninos. Tampoco es bueno practicarla durante el período menstrual.
Quienes tienen problemas lumbares graves no deben bajar las dos piernas extendidas sino flexionadas.

Ejecución:

1–
Posición de partida Acuéstese en el suelo, boca arriba. Los pies y las rodillas juntos, las manos a ambos lados del cuerpo, las palmas apoyadas en el piso.
2– Inhalando, eleve la pierna derecha hasta que quede en ángulo recto con el cuerpo. La pierna de arriba, bien estirada, la planta del pie orientada hacia el techo. La otra pierna, bien apoyada en el piso.
3- Reteniendo el aliento, mantenga unos pocos segundos la pierna arriba.
4– Luego, exhalando, vaya bajando la pierna derecha lentamente. Después haga lo mismo con la pierna izquierda y luego con ambas piernas juntas.

Aquellas personas que no pueden mantener las piernas en una línea recta, pueden practicar la postura con la ayuda de un cinturón o contra una pared.