El Ghee, una fiesta para la salud

Vemos frascos de ghee en las vitrinas de los negocios dedicados a alimentación naturista y hasta en las sedes de la Fundación Indra Devi. Oímos hablar de él, sabemos que es utilizado en Medicina Ayurveda, nos han dicho que es muy bueno. Pero realmente, ¿qué es el ghee? Estas líneas intentan aclarar un poco nuestras dudas.

A qué llamamos ghee

El ghee, conocido como "manteca clarificada", es un producto obtenido mediante un proceso totalmente natural a partir de la manteca de vaca. Forma parte de la alimentación del pueblo hindú desde tiempos inmemoriales; ya los antiguos textos de la ciencia védica y como el Rig Veda se refieren a él como sagrado, puro y exultante.

De sus propiedades nutricionales y medicinales podemos decir que:
• Incrementa la fertilidad
• Elimina el exceso de bilis
• Se lo utiliza en el tratamiento de gastritis y úlceras
• Es útil durante el proceso de desintoxicación, para la anemia y los desórdenes de la sangre
• Incrementa la memoria y la inteligencia
• Demora el envejecimiento de los tejidos
• Es bueno para los ojos, la nariz y la piel
• Previene distintos tipos de enfermedades
• Externamente, puede ser utilizado para el tratamiento de quemaduras y heridas cortantes.

De acuerdo al Ayurveda, medicina tradicional de la India, tiene propiedades anti pitta, anti vatta, anti kapha, por lo que ayuda al equilibro Tridosha.

¿De qué manera lo podemos consumir?

Este fantástico alimento puede ser consumido por toda la familia, niños y abuelos incluidos.
Dentro de la alimentación cotidiana, suele ser utilizado como si fuera aceite para acompañar cereales, legumbres, hortalizas y verduras cocidas; también, en estado sólido, puede ser untado como la manteca común.
La cuota diaria recomendada no debe exceder una cucharada sopera distribuida a lo largo del día.

Información científica

»  Contiene entre el 2 y el 3% de aceite linoieico, elemento al que se le atribuyen propiedades anticancerígenas.

»  Posee un 27% de aceites monoinsaturados, que están asociados a la prevención del cáncer y de enfermedades cardíacas.

»  Forma parte de su fórmula un considerable número de antioxidantes (barredores de radicales libres), así como las vitaminas A, D, E y K.

»   Su consumo no aumenta el colesterol.

» 
  El ghee en sí mismo no es susceptible de oxigenación, por lo que su duración es prolongada, y no es necesario guardado en la heladera.